agapornis fischeri

Como dueño de una mascota, se sufre mucho cuando uno de nuestros animales se escapa. No sabes si volverá, si estará bien o si algo malo pudiera haberle pasado.

En esos momentos te preguntas, ¿qué puedo hacer si se escapa mi agaporni? ¿cómo puedo hacer para que mi agaporni vuelva? Por eso, os contaré mi experiencia de cómo conseguí que mi agaporni, que se había escapado, volviera a su jaula casi por su cuenta.

Fue hace ya un par de años, y cualquiera que tenga agapornis sabrá que son muy inteligentes, habilidosos y escurridizos, son capaces de abrir puertas de jaulas si se lo proponen o de intentar escapar a lo bruto si ven un hueco.

Nuestra pareja de agapornis se llamaban “Rick” una agaporni amarilla y “4k” arlequín verde, dos agapornis fischer preciosas, supuestamente papilleras pero que no dejaban que les pusieras un dedo encima ni de broma.

El problema

Un buen día de primavera, sacamos a nuestros pájaros a la terraza para que pudieran disfrutar del sol, siempre sin que le de directamente, la brisa y los cantos de otros pájaros, pero, para mi terrible sorpresa, al salir a comprobar qué tal les iba fuera, me encontré que 4K ya no estaba, se había escapado.

Son momentos tensos en los que no sabes muy bien qué hacer, miras, buscas, revisas, silbas…hasta que de pronto, la oyes, al cantar su hermana, Rick, 4k contestaba a lo lejos, y sí, con unos prismáticos cutres de plástico, conseguimos ver a nuestra agaporni a lo lejos, en un árbol.

Nuestro primer plan, que se quedó muy flojo, fue, que mi novio fuera a buscar a 4k jaula en mano por la calle (de la ilusión también se vive), mientras yo me quedaba a esperar con Rick en la terraza con la esperanza de que se animase a volver.

Después de casi una hora de búsqueda, vimos que a nuestro plan le falta algo, 4k hacía rato que estaba dando vueltas volando por el barrio, y probablemente estaba desorientada.

Nuestra solución

En este momento fue cuando vino ¡la solución!, metimos a Rick en la jaula pequeña y salimos a la calle, de nuevo, en busca de 4k. Como se llamaban entre ellas, fue como seguir un radar de cantos, hasta que la vimos subida en un árbol dentro de un jardín que evidentemente estaba vallado y no había señales de que tuviera propietario.

La una llamaba a la otra y la otra llamaba a la una, y en este momento nos acercamos con la jaula en alto, en cuanto 4K se percató de quien estaba dentro, bajó del árbol, bajó la verja, se subió a la jaula y muy despacio, abrimos la puerta y ella sola se metió dentro, ¡parecía casi magia!.

La recomendación

Por lo tanto, si has perdido a tu agaporni o pájaro, o solo quieres estar prevenido, nuestro consejo es que le busques con su pareja, o en su defecto, utiliza reclamos para localizarlos e incitarles a que vuelvan, pueden ser mismamente vídeos de YouTube.

Si aún así consigues localizarlo, busca en Facebook y foros especializados, siempre hay páginas abiertas para publicar tu animal perdido por si alguien de la zona lo encontrase.

Aprende todo sobre agapornis en este artículo

Foto agaporni rosicolli